EL ABSURDO PATOTERISMO DEL FA


Bonomi y militantes quisieron tapar la pancarta de dos productores de tabaco que querían manifestarse. Con su actitud el ministro hizo que los detuvieran.

Es absurdo ver al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, empujando con su espalda la pancarta de los manifestantes. Es absurdo ver a dos militantes locales entrar en escena para tapar el cartel.

¿Qué decía de tan grave y criminal la pancarta? Decía "Basta de presión, la familia tabacalera quiere trabajar en paz". ¿Por qué entonces los "compañeros" se lanzaron como agentes de seguridad? Absurdamente infantil.

Vale contar lo que nadie vio. Las mismas personas, excepto el ministro, intentaron como si nada sacarle la pancarta a los manifestantes cuando se acercaban lentamente al lugar. Eso pasó detrás de cámaras. 

Pensando, deducimos que es absurdo que la izquierda uruguaya defienda los derechos de los trabajadores solo cuando estén embanderados con el oficialismo. 

Es absurdo e infantil esta situación que terminó con dos manifestantes detenidos. No hubo motivo. No hubo agresión, pero si hubo mentira, pues se dijo que uno de los manifestantes le pegó en la pierna al ministro. Simplemente una mentira digna de una patota.

Sin dudas le erraron y feo. Si los hubieran dejado quietos a los manifestantes la noticia sería otra. Seguramente el compañero Tabaré Vázquez debe estar molesto, pues "sus compañeros" le opacaron su discurso de las promesas cumplidas.   
Compartir en Google Plus

Clic Regional

    Blogger Comment
    Facebook Comment