jueves, 5 de octubre de 2017

EL DOLOROSO SILENCIO POR NI UNA MENOS

SHARE

Cientos de personas bajaron Lecueder, vestidos de negro y con carteles con llamados de atención a la problemática de la violencia de género. Familiares de Yanina Portela participaron de la movilización.


Antes de las 18.00 horas ya había gente en plaza Batlle. Poco a poco llegaron más personas, de todas las edades. Sostenían pancartas, carteles, hasta niños pequeños se movilizaron.

Próximo a las 19.00 horas las personas comenzaron a caminar por la principal avenida. Entre todos sumaban tres cuadras, repletas. Se escuchaban llantos. Se respiraba la tristeza por el homicidio del pasado domingo.  


La movilización finalizó en plaza Artigas. Allí las organizadoras leyeron una proclama. Reivindicaron la necesidad de ayudar a mujeres víctimas de violencia doméstica y niños víctimas de abusos.

Fernanda Silva dijo que es importante denunciar para prevenir. Sostuvo que "el Estado debe hacerse cargo del castigo y de la prevención". Finalizó diciendo: "recuerden que no están solas. Nos organizamos para luchar con ustedes".

Familiares y amigas de Yanina acompañaron la marcha. Jóvenes compañeras de un curso de Educador Preescolar señalaron que es necesario "un basta" y pidieron que más mujeres se sumen al movimiento reivindicativo contra la violencia.



En otro aspecto, siempre se reclamó el acompañamiento de los gobernantes. Esta vez, algunos estuvieron. Estuvo el intendente de Artigas, Pablo Caram, el secretario general de la comuna, doctor Luis Augusto Rodríguez, la directora de Arquitectura, escribana Alejandra Paz y el director de Tránsito y Transporte, Mario Dos Santos. De los ediles fue visto el profesor Nicolás Lorenzo del Frente Amplio. Pero faltaron muchos.


COMPARTIR

Autor: verified_user